Productos Repelentes de Palomas y otras Aves

Efectivos repelentes desplazan definitivamente a las aves sin causarles daño alguno

Los geles repelentes y los líquidos repelentes son productos para la prevención de aves que están diseñados para evitar que las aves se posen en sectores que queremos proteger. El gel repelente se usa normalmente para evitar que las aves se posen en superficies externas, como aleros, muros, alfeizares de ventanas, tanques, postes o elementos arquitectónicos, estos geles vienen en distintas presentaciones como cartuchos para aplicacion con pistola aplicadora tipo silicona, también viene en presentación de pote por 250 grs, de 1 kg y en latas de 4 kg, en estos últimos casos se aplica con espátula común.

El líquido repelente viene en rociadores de 1/2 lt, que permite al usuario rociar o aplicar el líquido en áreas internas. No aconsejamos aplicar en aerosol debido a que pierde muy rápidamente el efecto y además al ser una microgota se puede aspirar fácilmente pudiendo ocasionar alergias u otros síntomas desagradables si no se utilizara una mascara especial.
El gel repelente se recomienda para la mayoría de los tipos de aplicación externa y los líquidos repelentes se usan más comúnmente para aplicaciones internas. Ambos productos son relativamente fáciles de aplicar y prácticamente cualquier superficie donde las aves se posan o descansan puede tratarse con el producto. Incluso los árboles y arbustos se pueden rociar con líquido o aplicar el gel repelente. Ambos productos son adecuados para su uso con todas las especies de aves, lo que hace que los productos sean extremadamente versátiles.
El gel repelente y el líquido repelente no son venenosos ni dañinos para las aves, solo actúan como un factor de desestabilización en el caso del gel y de repelencia en el caso de las aves, y ambos productos pueden causar enrojecimiento e irritación en la piel humana si no se utilizan guantes o protecciones adecuadas como lo sugiere el envase, y el uso del líquido repelente no debe rociarse directamente a las aves, sino en lo sectores donde se posan.

El gel repelente es una sustancia pegajosa transparente que se siente pegajosa al tacto y que seguirá siendo eficaz durante períodos que van desde 6 meses hasta un año. El gel repelente está diseñado para ser eficaz en rangos de temperatura normales, pero será menos eficaz en temperaturas inferiores a 0 °C y superiores a 40 °C. El gel como el liquido no son inflamables. En casos extremos, el gel repelente puede manchar la mampostería u otros materiales si se deja mucho tiempo y se seca en el lugar, lo que requerirá que la superficie se limpie con algún solvente.

Las instrucciones de colocación se encuentran en los respectivos envases.

El líquido repelente tiene una mayor cobertura que el gel repelente pero la diferencia es que se debe aplicar diariamente. El líquido repelente se puede rociar mediante pulverizadores o rociadores manuales, mecánicos o rociadores a presión. Es mas recomendable que la gota del rociador sea mas gruesa y no muy fina para que la acción del producto sea mas eficaz o resuelva mas rápidamente el problema con las aves.
Cuando se utiliza líquido repelente para tratar un área interna como los puntales y travesaños de un techo debe rociarse en una película continua sobre las áreas a proteger. Es posible que se requiera más de una aplicación cuando se trata de aves más grandes.

https://sanipro.com.ar/categoria-producto/aves